No hay tiempo para tristeza...

24 de marzo de 2010

Así es… un pequeño renacer que se vuelve constante, con una muerte anunciada… volví a ver ese amanecer, ese destello que en ojos perdidos que distraen la palabra justa en el momento más inesperado… como el temor es más fuerte… la réplica de una canción broto… y en el instante esa sonrisa, ese mirar y esa alegría murió por la estupidez de mi precoz caminar por este mundo.

De nuevo, un pequeño renacer, una sensación pocas veces vista, pocas veces vivida y admirada, decidió dejar este punto y coma en alteración para continuar la historia o simplemente para enumerar mis errores. Hoy lamento el extinto brillo de sus ojos en mis palabras, hoy lamento… como cualquier canción de amor decadente… esa mirada tierna y llena de desilusión po mis palabras embriagadas y llenas de cólera contenida por los siglos…

Es la única que soporta este penar… y no siento que me lo diga, solo pienso que necesito que sea de esta manera… solo quiero que sea de esta manera…

A ver si resisto que ella me resista… buenas noches…


1 Delatores:

damballa dijo...

La vida está llena de pequeños renaceres, pero no de renaceres repetidos. La alegria y las sonrisas no mueren, solo cambian de receptor, Y ojalá el renacer sea para evolucionar y no seguir formando parte del mismo lamento.